Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

jueves, 23 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 30


40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“Ninguna palabra puede cambiar la realidad de las cosas: el aborto procurado es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Nicaragua_Dr Alejandro Pérez Fabbri - medicoenconsulta@yahoo.com

Reflexión


LAS CRITICAS Y QUEJAS ARRUINAN SU MATRIMONIO

Bol. Travesía por la vida 2013_02_20

¡Nunca me ayudas! ¡Siempre tengo que hacer las cosas por ti! ¿Por qué no pones atención? ¡Jamás pones de tu parte! Son ejemplos de quejas dentro de una pareja. En algún momento todos nos criticamos algo de nuestro cónyuge pero cuando son constantes, sin saberlo puede venir a destruir el matrimonio.

¿Qué causa que una persona constantemente critique a su cónyuge? Aquí hay algunas características:

• Conflictos o heridas en el matrimonio que no han sido resueltas
• Usan las quejas para llamar la atención, dar lastima y manipular a la pareja
• La persona usa las criticas para esconder una baja autoestima o heridas emocionales.
• Complejo de superioridad y se critica para hacer sentir a la pareja como una persona inferior.
• Carácter dominante, tratando de controlar cónyuge como a un niño.
• Tiene una necesidad emocional, sentimental o física que el cónyuge no atiende.

Las quejas pocas veces traen consecuencias positivas al matrimonio y sí varias negativas, por ejemplo:

• Hieren a la pareja y la pone a la defensiva.   Por eso la respuesta más común es, otra critica.
• Para lidiar con las quejas, la pareja se vuelve sordo a las necesidades de la vida matrimonial   Cada día la pareja se aleja más emocionalmente y físicamente de su cónyuge. Lo lamentable es que al no ser atendido, la persona que se queja o critica se frustra y comienza a ser más insistente en sus quejas y se comienza un ciclo negativo de críticas, frustración, represalias, heridas y pleitos.
• El que recibe las quejas comienza a tomar placer en ignorar las críticas de su cónyuge.
• Dejan de buscar a Dios como pareja y tanto la vida matrimonial como la espiritual se debilita.
• Las constantes quejas causan heridas que poco a poco vienen a destruir el amor de pareja.
Muchas veces está presente la necesidad de querer sentirnos atendidos y amados, y para encontrar la forma adecuada para expresar nuestros deseos a nuestro cónyuge, le aconsejamos lo siguiente:

• Evite usar un tono de voz alto o el ser sarcástico.
• Exprese sus preocupaciones de una manera positiva en lugar de subrayar lo negativo. Por ejemplo en lugar de decir “Eres un egoísta que solo piensas en el dinero y en el trabajo”, diga “Me encanta de trabajes y te preocupas por nuestra familia pero nos haces mucha falta y nos gustaría pasar mas tiempo contigo como familia”.
• No inunde a su cónyuge con múltiples quejas o críticas.   Escoja uno o dos puntos de prioridad y hable con su pareja.
• En lugar de dar órdenes, comience a usar palabras como “por favor” y “gracias”.
• No ponga excesivas cargas sobre su cónyuge.
• Trate a su pareja como un adulto y con respeto. No lo trate como un niño o un esclavo.
• Participen de los sacramentos y la oración en familia, recuerde que: “Familia que reza unida, permanece unida”.
• Ore a Dios y pídale a la Virgen que interceda para que: 1) Él venga a llenar cualquier vacío que usted tenga, 2) le dé sabiduría para expresar sus necesidades a su cónyuge y, 3) que Dios venga a obrar en su cónyuge para que él o ella pueda atender a sus necesidades.

Motivación del día


Embarazo adolescente como “bandera” de la cultura de la muerte para despenalizar el aborto.

Estas reflexiones del Beato Pablo VI y  Santo Juan Pablo II, tienen más vigencia hoy  cuando en sociedades protectoras de la vida se defiende  el derecho a la vida del ser humano por nacer  independientemente de la edad de la madre y de la forma en que éste fue concebido.

Estos dos elementos sociales: el embarazo adolescente y la violación están siendo utilizados por el lobby abortista para intentar  persuadir a la opinión pública latinoamericana para aceptarlas como causales absolutas de aborto.

Esta controversia está generando conflictos éticos-morales que deben y pueden interpretarse a la luz de la ley natural y la verdad bíblica a través del Magisterio de la Iglesia. Particularmente el embarazo adolescente constituye un elemento en auge especialmente en Latinoamérica.

Las cinco naciones  con más altas tasas de fecundidad en adolescentes en América Latina y el Caribe, son: Nicaragua (109), Honduras (108), Venezuela (101)  Ecuador (100), y Republica Dominicana (98) según cifras oficiales del 2014.

La crisis matrimonial que recorre el mundo con elevadas tasas de divorcios y familias disfuncionales   explican en parte este singular problema. Además que no existe una apropiada educación sexual  católica con bases firmes en bioética dirigido a  las/os adolescentes latinoamericanos.

Debemos orar y laborar como decía San Benito de Nursia: “Ora et labora” para lograr articular y compaginar en un compendio de educación integral incluyendo la sexualidad humana con los valores católicos  dirigido a las y los adolescentes sin descansar en este empeño. Con pocos recursos materiales pero con la asistencia del Altísimo podemos lograrlo.

En mi experiencia como ginecólogo pro vida atendí en el 2006 a Jennifer una joven quinceañera que fue violada durante una fiesta de cumpleaños de otra amiga adolescente y según explicó fue bajo los efectos de un somnífero.

El deseo de eliminar a su  bebé era casi absoluto. Tratar de persuadirla que aceptara a su bebe y no le hiciera daño solo el Señor lo pudo conseguir. Poco a poco aceptó su embarazo y tuvo su creatura.

Actualmente Jennifer tiene una niña preciosa de ocho años a quien quiere como su razón de ser y por quien estudia y trabaja.

Por ello la reflexión de proteger al bebe por nacer independientemente se trate de un embarazo adolescente y/o violación es imprescindible. El amor de Dios siempre vence.

Oración del día


Oremos por todos los jóvenes, para que el Señor les de la fortaleza de conservarse castos hasta el matrimonio y a los que ya han iniciado su vida sexual y no están casados, les conceda el valor para optar por una segunda castidad.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

martes, 21 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 29

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“La solidaridad, entendida como «determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común», requiere también ser llevada a cabo mediante formas de participación social y política. En consecuencia, servir el Evangelio de la vida supone que las familias, participando especialmente en asociaciones familiares, trabajen para que las leyes e instituciones del Estado no violen de ningún modo el derecho a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, sino que la defiendan y promuevan”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

España_SALVADOR SEVERO PÉREZ ALAYÓN - salvadorsevero@gmail.com  

Reflexión


MUJER Y HOMBRE: DIFERENCIAS QUE NOS ACERCAN

lafamilia.info

Aunque existen algunas corrientes de pensamiento que tratan de explicar que las diferencias entre el hombre y la mujer son solo de tipo cultural, considerar que hombre y mujer son iguales, sin diferencias de ningún tipo, es perder de golpe toda la riqueza que aporta la diversidad y la complementariedad. Si el otro es igual que yo, quiere decir que no me aporta nada.

Según Antonio Vásquez Vega, autor del libro “Puedo entender a mi marido”, gran parte de nuestro enriquecimiento personal se basa en la ayuda y en la complementariedad del otro, que, en este caso, nos ayuda más a ser nosotros mismos.

El autor hace un análisis de desde las perspectivas de diferentes disciplinas lo que nos permite reconocer hasta qué punto hombre y mujer son radicalmente distintos:

Genéticamente, un hombre tiene un cromosoma X y otro Y, frente a la mujer que tiene los dos XX. Eso es lo que hace que el sexo, en la concepción, lo ponga el hombre.

Fisiológicamente, las diferencias son ostensibles. Su aparato genital es como algo superpuesto a él, externo, frente a la mujer, en la que forma parte de su intimidad, dotándola de una mayor unidad con todo su cuerpo y, en consecuencia, de mayor armonía y elegancia. El hombre crece un 7% más y hasta una edad superior, y tiene una mayor tendencia hacia la calvicie. Su sistema óseo en más resistente, sus manos miden casi 2cm más, viven menos, tienen la voz más grave, y casi el 40% de su peso es fibra frente al 23% de la mujer.

Sexualmente, el hombre genera millones de espermatozoides frente a un solo óvulo de la mujer, con un declinar físico más lento que le permite mantener la fertilidad casi toda la vida.
Neurológicamente, el hombre tiene un cerebro 14% más pesado y voluminoso, y con menor conexión de ambos hemisferios, lo que hace que le cueste mucho más trabajar en varias tareas al mismo tiempo. Le cuesta más expresar sus sentimientos y emociones las cuales están en el hemisferio derecho, mientras que la capacidad verbal está en el izquierdo. El hombre utiliza más el hemisferio derecho, donde se dan las tareas logísticas (contemplación, síntesis).

En cuanto a los sentidos, los hombres tienen peor sensibilidad para el oído, pero más agudeza visual y mayor sensibilidad y capacidad de observar diferencias en la luz. Tiene, en cambio, peor ángulo de visión y ve peor en la oscuridad. Detecta mejor los sabores salados, frente a la mujer que detecta mejor los dulces y amargos. Tienen peor olfato y un timbre de voz más grave. La mujer tiene abrumadoramente más sensibilidad en la piel.

En el aprendizaje, las diferencias son notables. Los hombres tienen una capacidad más retardada, son superiores en los test matemáticos, en cuestiones espaciales y mecánicas, frente a la mujer, que tiene una superioridad clara en la expresión verbal. Los hombres muestran interés por las cosas, y son más propensos a la hiperactividad, frente a la mujer, que lo muestra por las personas. El modo de conocer del hombre es, fundamentalmente, deductivo frente al intuitivo de la mujer.

Motivación del día


Sería absurdo y disparatado equiparar al hombre y la mujer. Pero más aún desencarnar el papel de
uno u otro respecto a sus funciones en orden a la convivencia, a la procreación y, sobre todo, a la
familia. Hay igualdad de derecho, de dignidad, pero no de funciones. Uno es el macho, y la otra es
la hembra. Y ambos, siendo una unidad familiar se complementan tanto para procrear como para
cuidar, proteger y educar a los procreados por y en el amor.

No tiene ningún sentido mantener la igualdad dentro del rol de cada uno, porque si fuesen iguales no podrían realizar roles diferentes. Si lo hacen es porque son diferentes. Por eso se complementan para, formando una nueva familia, procrear y educar a los hijos frutos de su amor.

Oración del día


Danos Señor la sabiduría de descubrir nuestras diferencias, porque son esas diferencias las que necesitan nuestros hijos para desarrollar toda su capacidad de amar. Tanto la ternura femenina como la fortaleza masculina.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


lunes, 20 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 28

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“La eutanasia, aunque no esté motivada por el rechazo egoísta de hacerse cargo de la existencia del que sufre, debe considerarse como una falsa piedad, más aún, como una preocupante «perversión» de la misma. En efecto, la verdadera «compasión» hace solidarios con el dolor de los demás, y no elimina a la persona cuyo sufrimiento no se puede soportar. El gesto de la eutanasia aparece aún más perverso si es realizado por quienes —como los familiares— deberían asistir con paciencia y amor a su allegado, o por cuantos —como los médicos—, por su profesión específica, deberían cuidar al enfermo incluso en las condiciones terminales más penosas”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Perú_CEPROFARENA – ceprofarena@gmail.com

Reflexión


LIBERTAD Y AUTOCONTROL

Chatolic.net

La libertad no consiste en seguir ciegamente nuestros impulsos, sino en el autodominio. Podríamos pensar que somos libres cuando en realidad seríamos esclavos de las cosas: de nuestros apetitos, de nuestras pasiones, de la opinión pública, de las modas, del qué dirán. San Pedro, cuando escribía a los primeros cristianos, acusó la contradicción de algunos que proclamaban ser libres porque se abandonaban a los deseos carnales: «Ellos pueden prometer libertad, pero no son más que esclavos de la corrupción; porque si alguno se deja dominar por algo, se hace esclavo de ello» (2 Pe. 2, 19). La esclavitud de la carne es sólo un tipo de servilismo; la esclavitud de la voluntad es todavía peor.

Ser libre es como estar en buena forma. Cualquier persona tiene libertad para escalar el monte Everest, pero muchos son incapaces de hacerlo porque están fuera de forma. No hay ninguna restricción externa en este caso, pero hay una interna. Como hemos dicho, la libertad es algo más que el simple deseo; es la fuerza para realizar lo que deseamos. Si quiero dejar de fumar, pero no puedo porque me falta fuerza de voluntad, no soy libre. Mi voluntad está fuera de forma.

La libertad humana es libertad de toda la persona, no de alguna de sus partes. Para que un esposo posea la libertad de ser fiel, debe poder controlar sus pasiones. Sin este autocontrol no hay libertad. Imagínate el caso de un piloto de Fórmula 1. Es libre de manejar sólo si tiene un dominio completo sobre su vehículo. Debe ser capaz de frenar, de acelerar, de girar en un momento dado. Todas estas maniobras exigen un estricto control sobre el volante, el acelerador, la caja de velocidades, el freno, etc., y son necesarias para conducir con libertad un Fórmula 1.
La verdadera libertad es la capacidad para dirigir nuestros sentimientos, pasiones, tendencias, emociones, deseos y temores bajo el gobierno de nuestra razón y voluntad. Así entendida, la libertad requiere que cada uno sea de verdad señor de sí mismo, decidido a luchar y vencer las diferentes formas de egoísmo e individualismo que amenazan su madurez como persona. Las personas verdaderamente libres son abiertas, generosas en su dedicación y servicio a los demás.

Motivación del día


En la presente campaña hemos tenido varias buenas noticias y ahora queremos compartirles una más. Una joven de 33 años, que estaba meditando abortar porque a su bebe le han detectado severas malformaciones, por cosas de Dios, desde México se comunicó con nosotros y nos ha escrito en estos días para compartirnos un hermoso y valiente testimonio que sentimos es fruto de las oraciones de todos ustedes que día a día nos acompañan en esta hermosa campaña 40 días por la vida.

“Muchas gracias por el mensaje, ayer vi estas direcciones en un video que está en youtube (http://youtu.be/8bERclhG2a4) de Eduardo Verástegui. Antes fui a misa y ese mensaje me hizo reflexionar y tengo miedo no sé el rumbo que mi vida tome ahora lo que si se es que quiero con todo mi corazón que mi hijo esté como esté, el está luchando y yo lo recibo en mi, quiero protegerlo, lo amo desde el día que supe de su existencia. Su papá no lo quiere, siempre me ha dicho que lo aborte, este sábado hizo cita con un médico para matar a mi bebe y yo honestamente lo consideré. Ayer me mandó mensaje que ya tenía cita con el mejor médico para que me atienda, le dije que no, que voy a cuidar a mi bebe, que Dios me lo confió y solo me tiene a mí para defenderlo, no tengo el apoyo más que de mi mamá y mis dos hijos más grandes y no sé que pase, quiero aceptar y enfrentar mis miedos afrontando lo que venga con la ayuda de Dios porque llegue a creer que no me escuchaba que me había abandonado, y cuando siento apenas muy poquito que se mueve me da fuerza. Muchas gracias por sus palabras, para mí son empujoncitos hacia donde Dios me llama, y aunque me cuesta y tengo miedo siempre he sido una mujer luchadora, quiero seguir confiando el Dios.

Que El bendiga a todos los que participan en esta misión tan grande, conmigo salvaron una vida porque hasta a mí que soy católica creyente y creí estar cerca de Dios, llegue a dudar. Si mi ejemplo pudiera ayudar a otra madre para salvar a su hijo, sin importar si está bien o no, con gusto digo de corazón que llore días, noches y madrugadas y aunque vuelva a llorar el amor por la vida de mi bebe con la gracia de Dios me hará salir con bien de esta prueba, porque soy la única que puede defenderlo y no quiero guardar rencor a su padre por abandonarnos y por insistir en su muerte porque no puedo pedir algo a alguien que no tiene nada que dar y porque al proteger a mi hijo el también tendrá la posibilidad de salvarse.
Dios les bendiga”.

Oración del día


Oremos por todas las jóvenes que se sienten y en muchos casos están solas para enfrentar sus embarazos, a veces en condiciones muy difíciles. Que seamos siempre solícitos, como lo fue la Virgen María con su prima Isabel, en brindar nuestro apoyo y cuidado a las gestantes, siendo solidarios no solo con nuestra oración, sino también con nuestra acción.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


domingo, 19 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_4 día 27

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“De la sacralidad de la vida deriva su carácter inviolable, inscrito desde el principio en el corazón del hombre, en su conciencia”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Perú_Martín Tantaleán – mtantalean@gmail.com

Reflexión


EL SISTEMA NERVIOSO DEL NO NACIDO

Zenit. Org / Autor: Padre John Flynn

Hace un tiempo, el New York Times dedicaba un documentado artículo informando de los descubrimientos de algunos doctores sobre el dolor que sufre el no nacido.

El artículo comenzaba citando la experiencia de Kanwaljeet Anand, quien, mientras fue médico residente de un hospital británico pudo ver el notable daño causado a bebés prematuros al ser operados sin anestesia. En aquella época, hace 25 años, los médicos pensaban que el sistema nervioso de los bebés estaba demasiado subdesarrollado para sentir dolor.

A través de pruebas, Anand demostró que una vez que los bebés recibían anestesia, la tasa de mortalidad descendía del 25% al 10%. El tratamiento antidolor de los bebés prematuros pronto fue una práctica habitual, afirmaba el artículo. Anand continuó sus observaciones en esta área y observó que bebés de hasta 22 semanas de gestación mostraban reacción al dolor incluso al ser pinchados con una aguja.

La consecuencia de esta observación fue la consideración de que el feto podía sentir dolor. Esto se convirtió en una cuestión importante al desarrollarse la cirugía fetal, puesto que, si el no nacido puede sentir dolor, esto se convierte en una consideración importante para el cirujano.

El artículo también citaba a Nicholas Fisk, especialista en medicina fetal y director del Centro para la Investigación Clínica de la Universidad de Queensland, en Australia. Fisk ha llevado a cabo investigaciones que muestran que fetos de 18 semanas reaccionan ante procedimientos invasivos con la producción de hormonas de estrés y con un aumento del flujo sanguíneo hacia el cerebro. Esta es una reacción para proteger de las amenazas un órgano vital.

El artículo reconocía que la cuestión si el feto siente dolor o no tiene implicaciones obvias en el debate del aborto. De hecho, la evidencia médica muestra que sí sienten dolor y, conforme pasa el tiempo, cada vez llevan más atrás su estimación de la edad a la que el feto se ve afectado por el dolor.
Sin embargo, es difícil para los defensores del aborto, admitir que un feto siente dolor, puesto que es sólo una evidencia más que prueba lo equivocados que están al negar al no nacido la oportunidad de vivir.

"Puesto que debe ser tratado como una persona desde la concepción, el embrión deberá ser defendido en su integridad, cuidado y atendido médicamente en la medida de lo posible, como todo otro ser humano", afirma el número 2274 del Catecismo de la Iglesia Católica. Reconocer que el feto puede sentir dolor es un paso en el camino de su reconocimiento como persona.

Motivación del día


En el Perú recientemente se ha “reglamentado” el aborto terapéutico. Ciertamente no solo era innecesario, sino que se va abriendo las puertas a la despenalización de aborto y no tendrá repercusión en las muertes maternas. A los que tengan interés les invito a leer unas reflexiones sobre el tema: ABORTO TERAPÉUTICO EN EL PERÚ.

Ahora un grupo de congresistas han presentado un proyecto de ley para despenalizar el aborto en caso de violación. Por ello les agradeceremos nos apoyen en una campaña que ha iniciado el PRI. Les agradeceremos nos apoyen siguiendo el enlace y “firmando” la petición para que esta iniciativa no prospere en mi país:

Perú: pretenden legalizar el aborto por violación

Oración del día


Oremos en este día para que no prosperen en el Perú, ni en ningún país, las iniciativas legislativas que buscan abrir las puertas a la despenalización del aborto.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


40 días por la vida 2014_2 día 26

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“…Los responsables de la vida pública: Llamados a servir al hombre y al bien común, tienen el deber de tomar decisiones valientes en favor de la vida, especialmente en el campo de las disposiciones legislativas.”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae



Perú_Jorge Cordero - jcorderov@gmail.com

Reflexión


Sobre la personalidad de un “Defensor de la vida - III

Conferencia de la doctora Jutta Burggraf, pronunciada el 6 de noviembre de 2009 en el IV Congreso Internacional Provida, celebrado en Zaragoza (España) - 3

2. El valor de la amabilidad

Hay dos formas de mostrar nuestra fuerza en una conversación: podemos empujar al otro hacia abajo, o tirarle hacia arriba; podemos actuar de un modo destructivo o de un modo constructivo.
Un lenguaje ofensivo, unas palabras sarcásticas, cierta arrogancia, brusquedad, prepotencia y reproches son ejemplos para una conversación destructiva; producen resistencias y, en ocasiones, rebeliones abiertas.

No hacen falta habilidades para pisar al otro. Cualquiera puede hacerlo. Se hiere, a veces, todavía más con la frialdad que con el enfado. Pero el precio es alto. Si discutimos, nos enfrentamos y contradecimos, creamos distancias. Si nos dejamos llevar por la agitación interior, terminamos ofendiendo. Alguna vez, podremos lograr algún triunfo. Pero será una victoria vacía. Una persona forzada contra su voluntad no cambia de opinión. No sale del círculo vicioso en el que se encuentra y, con frecuencia, tiende a sabotear los esfuerzos de quien la frustra.

Es verdad, la coacción puede evitar, en ocasiones, un mal. Puede evitar, por ejemplo, la muerte de inocentes. Pero no es un medio adecuado para conducir a una persona hacia el bien. Un cambio violento, normalmente, no es profundo ni duradero. No se puede forzar a nadie a ser bueno.
Los chinos dicen: “Quien pisa con suavidad, va lejos”. Lo mismo expresa la famosa fábula del sol y del viento. Ambos discutieron acerca de cuál era más fuerte, y el viento dijo: “¿Ves aquel chico envuelto en una capa? Te apuesto a que le haré quitar la capa más rápido que tú”. Comenzó a soplar, con una fuerza enorme, hasta ser casi un ciclón. Pero cuanto más soplaba, tanto más el chico se envolvía en su capa. Por fin, el viento se calmó y se declaró vencido. Entonces salió el sol y sonrió benignamente sobre el chico. No pasó mucho tiempo hasta que éste, acalorado, se quitó la capa.

Realmente, la suavidad es más poderosa que la furia. Sólo a través del corazón podemos llegar a la razón de otra persona. Si ella nos rechaza, no podemos hacer nada. Pero si nota que la queremos de verdad, que es especial e importante para nosotros, y que deseamos que sea plenamente feliz, entonces se abre la posibilidad de una relación amistosa, en la que —como ya hemos visto— cada uno escucha al otro y cada uno aprende del otro.

La amistad surge y se acrecienta cuando rompemos las imágenes que nos hemos hecho de otra persona. Es una experiencia muy íntima, que necesita tiempo, calma y mucha sensibilidad. El que ama, da algo de sí mismo, de su propia vida, de lo que está vivo en él. Comparte sus alegrías y sus penas, sus ilusiones y desilusiones, sus experiencias y proyectos, sus reflexiones y, no en último lugar, la verdad que ha encontrado; en una palabra: se da a sí mismo. En este ambiente no es difícil hablar de todo, también de las propias faltas, aunque sean muy graves.

3. Transmitir la verdad

Para elevar al otro hacia una comunicación constructiva, conviene que profundicemos en la relación positiva que ya existe entre nosotros. Es importante ver lo bueno en el otro, porque todos tendemos a comportarnos según las expectativas de los demás. En este sentido, aconseja la sabiduría popular: “Si quieres que los otros sean buenos, trátales como si ya lo fuesen”.

Tendríamos que hablar siempre con un sello personal. Cuando los otros escuchan frases trilladas, hay quien deja de escuchar. No deberíamos olvidar que las palabras —y hasta los mejores ejemplos— se desgastan con el uso excesivo. Dado que los argumentos a favor de la vida se utilizan con frecuencia y en tantos contextos, puede ser que dejen de causar impresión. Necesitamos una fidelidad creativa a principios comunes.

Quien quiere al otro de verdad, no palia ni encubre el mal que éste haya hecho. Intentará transmitir las exigencias éticas con toda claridad, adaptadas a las circunstancias de cada caso. No buscará compromisos falsos, porque sabe que ellos no pueden llevar a nadie a una paz estable. “No es honesto eludir principios éticos elementales —afirman Natalia Horstmann y Enrique Sueiro—. Hay cosas buenas y cosas malas, y su bondad o maldad es independiente de consensos.
El tabaco no mata porque lo diga la cajetilla…; ni la violencia machista es aberrante porque la condene el Gobierno. Son realidades dañinas en sí mismas, lo diga quien lo diga o aunque no lo diga nadie”.

El otro tiene derecho a conocer toda la verdad, aun allí donde a primera vista puede resultarle amarga. Por esto, tenemos la obligación grave de hacerle partícipe de la luz que tenemos, probablemente por la generosidad de otros.

Asimismo, para ganar en sinceridad en cualquier relación humana, es conveniente y necesario dar a conocer la propia identidad. El otro quiere saber quién soy yo, tal como yo quiero saber quién es él. Si reprimimos las diferencias y nos acostumbramos a callarlo todo, tal vez podamos gozar durante algún tiempo de una armonía aparente. Pero en el fondo, no nos aceptaríamos mutuamente tal como somos en realidad, y nuestra relación se tornaría cada vez más superficial, más decepcionante, hasta que, antes o después, se rompería.
Si creamos un ambiente de confusión, no ayudamos a nadie. Por esto es preciso exponer la verdad tan clara e íntegramente como sea posible. Cuando actuamos de esta manera, no obstaculizamos la amistad sino, muy al contrario, la fomentamos, si guardamos la delicadeza y el respeto. “No aceptéis como verdad nada que carezca de amor. Y no aceptéis como amor nada que carezca de verdad. El uno sin lo otro se convierte en una mentira destructora”. Estas palabras, inspiradas en la filósofa Edith Stein, me parecen especialmente aptas para la defensa de la vida. Toda verdad mezclada con veneno se vuelve, sin más, falsa.

4. Ayudar a salir de las dificultades

Según Sócrates, no conviene enseñar nada a nadie. El gran maestro conducía a sus contemporáneos sabiamente a verdades que ellos mismos encontraban. Su método refleja un conocimiento hondo del corazón humano. Muchas veces, realmente, estamos más convencidos de las verdades que hemos descubierto por cuenta propia, que de aquellas que otros nos sirven en bandeja de plata.

En la psicología se habla —análogamente— de la “intención robada”: si quiero hacer algo —incluso con mucho afán—, y otra persona me dice que debo hacer justamente esto, puede ser que disminuyan mis ganas. Me siento un mandado, no el protagonista de la obra. A nadie le agrada recibir órdenes sobre cosas que ha decidido hacer.

Así, conviene apelar a los motivos más nobles del otro y ayudarle a que él mismo quiera realizar el bien o arrepentirse del mal. Él mismo puede y debe decidirse a salir del pozo en el que ha caído. En la proximidad de un amigo, esto es posible. Junto al amigo, una persona puede entrar en relación con su auténtico yo; puede percibir lo sincero y lo verdadero en su propio corazón. Puede sentirse como envuelto en el aire de la montaña, gracias al cual puede respirar de forma diferente a como lo hace normalmente; y ese aire le lleva a entrar en contacto con lo más sublime y elevado que hay en él.

Nuestra tarea consiste, sobre todo, en poner al otro en relación con sus sentimientos más íntimos y auténticos, y en incitarle a expresar los silenciosos impulsos de su corazón. Podemos asegurarle nuestra cercanía, echarle una mano y transmitir la creencia firme de que el camino hacia la salvación es viable.

Un buen amigo da ánimo, luz y esperanza, aunque la noche sea oscura. Ayuda al otro a salir de una depresión, después de una gran caída. Le da valor para levantarse, y fuerza para asumir la propia culpa —con todas sus consecuencias—. Y, no en último lugar, le despierta la ilusión de decidirse, nuevamente, por la vida. Un proverbio japonés afirma: “Con un amigo a mi lado no hay ningún camino que sea demasiado largo”.

NOTA FINAL

El amor a la vida se expresa, muchas veces, en la valentía, en la fortaleza y en la justicia. Y se muestra, al mismo tiempo, en la humildad, en la escucha y en la compasión. Siempre defiende la verdad y, en el mejor de los casos, llega a construir una auténtica amistad.

Queremos dar la vida a todos, tanto a los que están en peligro material de perderla, como a los que están en peligro espiritual de robarla. Todos necesitan nuestra solicitud, y no debemos olvidar que aquel que hace el mal se daña aún más que aquel que lo sufre.

Por esto, hemos puesto nuestra mirada en las víctimas quizá todavía más destrozadas que los niños que no nacerán, o los ancianos que mueren antes de tiempo. Queremos dar vida también a los responsables del aborto y de la eutanasia. Queremos ofrecerles nuestra ayuda para salir de su error y revisar sus actitudes. Con ello, tenemos muy claro que “la verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad”.

Si un “defensor” se acostumbra a descubrir el núcleo bueno de todos los hombres, y a realizar un encuentro con quien ha actuado mal, entonces aumentará incluso su propia vida. En el trato sincero con los demás crece su vitalidad. Se le ocurren más ideas, relucen más valores. El “defensor” se hace, sobre todo, cada vez más capaz de amar, más apto para orientar. Adquirirá, en medio de un mundo caótico, sabiduría para comprender, paciencia para luchar, y una alegría inexpresable, que es fruto del empeño de conducir a otros desde la oscuridad a la luz. Su estilo de vida se resume en el famoso lema de Antonio Machado: “Pensar alto, sentir hondo, hablar claro”.

Motivación del día


Hace poco he estado en dos parroquias de Lima: San Leopoldo, y San Martín de Porras, y pude ser testigo una vez más de la sed de verdad que tienen los jóvenes. A veces olvidamos que el joven es inconformista, contestatario y rebelde ante las injusticias, y cuando se dan cuenta que el mundo les está engañando reacciona. Durante estas charlas hablamos de castidad y familia, y vimos como se distorsiona la sexualidad y se amenaza a la familia. Nosotros les hablamos de esto, y ellos respondieron con su compromiso, convicción y ganas de servir en favor de la verdad, la vida y la familia.

Oración del día


Oremos por los jóvenes, para que se den cuenta que el mundo los manipula a través de una visión muy facilista de la vida, para que reaccionen participando activamente en favor de la familia y de la vida humana.

ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)


viernes, 17 de octubre de 2014

40 días por la vida 2014_2 día 25

40 días por la vida
Segunda jornada 2014
24 de septiembre al 2 de noviembre
“No menos decisivo en la formación de la conciencia es el descubrimiento del vínculo constitutivo entre la libertad y la verdad. Como he repetido otras veces, separar la libertad de la verdad objetiva hace imposible fundamentar los derechos de la persona sobre una sólida base racional y pone las premisas para que se afirme en la sociedad el arbitrio ingobernable de los individuos y el totalitarismo del poder público causante de la muerte....Cuando se niega a Dios y se vive como si no existiera, o no se toman en cuenta sus mandamientos, se acaba fácilmente por negar o comprometer también la dignidad de la persona humana y el carácter inviolable de su vida”.
SAN JUAN PABLO II
Encíclica Evangelium vitae

Perú_Lucía Goytizolo - lgoyti@hotmail.com

Reflexión


Sobre la personalidad de un “Defensor de la vida - II

Conferencia de la doctora Jutta Burggraf, pronunciada el 6 de noviembre de 2009 en el IV Congreso Internacional Provida, celebrado en Zaragoza (España) - 2

3. Saber escuchar

Una de las consecuencias inmediatas de la humildad es la capacidad de acoger y escuchar al otro. A veces, se necesita mucho carácter y dominio de sí mismo para no exasperarse inmediatamente. Sin embargo, el enfado y los reproches son inútiles, porque ponen a la otra persona a la defensiva y, por lo común, hacen que trate de justificarse. Herir al otro con críticas punzantes, no sólo no corrige, sino que agrava la situación. Las heridas pueden crear resentimientos que, a veces, perduran décadas y siguen ardiendo hasta la muerte.

Cuando alguien se equivoca, quizá lo admita para sus adentros. Y si le sabemos llevar, con suavidad y con tacto, quizá lo admita también ante nosotros. Pero no ocurre así cuando tratamos de convencerle a toda costa de que no tiene razón.

El secreto para actuar con tranquilidad consiste en no identificar a la persona con su obra. Todo ser humano es más grande que su culpa. Un ejemplo elocuente nos da Albert Camus, que se dirige en una carta pública a los nazis, y habla de los crímenes cometidos en Francia: “Y a pesar de ustedes, les seguiré llamando hombres… Nos esforzamos en respetar en ustedes lo que ustedes no respetaban en los demás”. Cada persona está por encima de sus peores errores.

Casi todos hablamos demasiado, cuando tratamos de atraer a los demás a nuestro modo de pensar. Primero tiene que hablar la otra persona. Ella sabe más que nosotros acerca de sus problemas, de sus luchas y sus sufrimientos. Es preciso crear un clima en el que puede hablar sin medir sus palabras, puede mostrar sus debilidades sin temor alguno a que se le censure.

Estamos llamados a empeñarnos en el difícil arte de ir al fondo con los demás, de no quedarnos en lo que dicen, sino llegar a lo que quieren decir, de no oír solamente palabras, sino mensajes. Con frecuencia, conviene asumir la función de papelera o de cubo de basura. Tal vez la escasez de estos “oyentes papelera” sea la causa de una soledad angustiosa de tantas personas: están llenas de sentimientos destructivos y de experiencias horribles, que no pueden compartir con nadie.
Si nos vemos en desacuerdo con la persona que habla, podemos estar tentados de interrumpirla. Pero es mejor no hacerlo; así no la ayudamos. Ella no nos prestará atención, mientras tenga todavía una cantidad de ideas y vivencias propias que reclaman expresión. Lo primero no es dar consejos, sino estar al lado del otro.

Tenemos que escuchar, tranquilamente, hasta el final. La palabra que se queda dentro de una persona puede ser la decisiva. Y justamente esta palabra tiene que salir. Por eso —advierte Guardini—, hemos de ejercitarnos para “ver, escuchar, sentir cómo, detrás de un sentimiento que se muestra, detrás de un pensamiento que se expresa, hay mucho más que permanece oculto; y cuando lo que ha estado oculto es finalmente conocido, puede ser que detrás de ello exista todavía más”.

Los mejores conversadores no son los que hablan bien, sino las personas que se interesan por lo que dicen los demás.

4. Comprensión

Recuerdo a una adolescente desesperada que se había quedado embarazada y sufría fuertes presiones para abortar. Durante varias semanas, había buscado ayuda, pero no sabía a quién dirigirse. Cuando hablé con ella, le pregunté por qué no había dicho nada a su amiga que colaboraba fervorosamente en una asociación pro vida. “Imposible —me respondió—. No puedo hablar con ella sobre estos temas. Sería un escándalo para ella. Nuestra amistad acabaría”. Pero, cuando alguien ha caído en las profundidades del dolor, ¿no es precisamente el amigo, la amiga, quien debe luchar por él y con él? “Sé solidario con los otros, sobre todo cuando sean culpables”, reza un proverbio francés.

En un momento de desaliento, de fracaso o de angustia, es tremendamente importante encontrar a una persona que comprenda, que no riña, que no clasifique fríamente, sino que sea capaz de compartir los sentimientos —tantas veces contradictorios—, que se encuentran en el corazón humano. Hay momentos en los que cada hombre —incluso el más cruel asesino— necesita consuelo y alivio. El criminal americano Crowley, condenado a la silla eléctrica por matar a mucha gente, escribió poco antes de su muerte: “Tengo bajo la ropa un corazón fatigado, un corazón bueno: un corazón que a nadie haría daño”.

¿Sabemos lo que ese hombre ha vivido? ¿Conocemos las manipulaciones y presiones a las que estaba expuesto desde su infancia, su vacío interior, su aburrimiento? ¿Qué ha provocado su desesperación y su odio? Hay una razón oculta por la que cada persona piensa y procede como lo hace. Si descubrimos esa razón, tendremos la llave de sus acciones, y quizá la de su personalidad.
En medio de un mundo lleno de situaciones terribles, estamos llamados a descubrir la posibilidad de una compasión. El gran escritor británico Graham Greene afirma: “Si conociéramos las cosas hasta el fondo, tendríamos compasión hasta con las estrellas”.

No me refiero, por supuesto, al ejercicio de la justicia pública; no se trata de saldar un castigo. Hablo sencillamente de la actitud de una persona concreta frente a otra, que se ha hecho culpable. En la vida diaria, no nos compete condenar a otros, ni juzgar sobre sus intenciones. Cuando estos actos se realizan “en la calle”, a menudo no están exentos de una gran dosis de morbo farisaico. Además, inician un nuevo ciclo de violencia y de opresión. La única liberación verdadera es aquella que toca el corazón y mueve a cambiarlo, con la gracia de Dios.

Un comentario mordaz o cínico no ayuda nada, sino que hunde al otro todavía más en la miseria. En cambio, si éste nota un verdadero interés, una auténtica preocupación por su persona y situación, puede ser que reaccione favorablemente. La comprensión tiene un efecto sanante.

Es preciso comprender que cada uno necesita más amor del que “merece”; cada uno es más vulnerable de lo que parece. Y hasta la persona más violenta puede arrepentirse de sus faltas, puede cambiar y crecer mientras viva. “No hay pecador sin futuro, ni santo sin pasado”, dice la sabiduría popular.

Comprender es tener la firme convicción de que cada persona, independientemente de todo el mal que haya hecho, es un ser humano capaz de hacer el bien. Nadie está totalmente corrompido; en cada uno brilla una luz. Al comprender, decimos a alguien: “No, tú no eres así. ¡Sé quién eres! En realidad eres mucho mejor”. Queremos todo el bien posible para el otro, su pleno desarrollo, su dicha profunda, y nos esforzamos por quererlo desde el fondo del corazón, con gran sinceridad.
Existen, realmente, estas personas que saben dar cariño y esperanza a los demás. Su presencia engendra una sensación de bienestar. Los otros saben que están en buenas manos, cuando están con ellas; saben que son estimados y queridos, a pesar de todos sus fallos. Pueden dejar sus cargas, descansar y descubrir valores que, quizá, nunca hayan conocido.

II. SER CAPAZ PARA LA AMISTAD

Si deseamos que otro se desprenda, realmente, del error, de la equivocación, de la fealdad o de la maldad, y que se abra a nuevos conocimientos, es preciso entrar en una relación amistosa con él. Se acepta un consejo cuando hay confianza. Se sigue a un amigo y a nadie más.

La amistad proporciona un nuevo brillo a nuestra existencia y hace más amable nuestra vida. Goethe lo expresa de un modo poético: “Nuestro mundo parece muy vacío —afirma—, si lo imaginamos sólo lleno de montañas, ríos y ciudades. Pero sabemos que aquí o allá hay alguien que está en sintonía con nosotros, alguien con quien seguimos viviendo, aunque sea en silencio. Esto, y solamente esto, hace que la tierra sea un jardín habitable”.

Precisamente ante la masificación y el anonimato, tan característicos de nuestra época, necesitamos lugares cálidos, espacios en los que podamos sentirnos como en casa. Donde hay amigos, surge la experiencia de la confianza, la experiencia del hogar. Para muchos contemporáneos, la amistad es su hogar y su patria en medio de una tierra sin patria y sin hogar.
Quien tiene amigos de otros partidos políticos, otras profesiones, religiones y nacionalidades, es una persona dichosa. Se le abre un mar sin orillas. Tratando y queriendo a la gente más variada, se amplía su mente y se ensancha su corazón. Recibe mucho y entrega mucho. Es quien mejor puede orientar a los que parecen estar en una situación sin salida.

Por supuesto, la amistad no se puede forzar. Es un don de lo alto. Pero podemos capacitarnos para recibir este don.

1. Una condición imprescindible
Para aventurarme en la vida del otro, debo estar en paz conmigo mismo. Debo llevarme bien conmigo mismo y llegar a ser, de alguna manera, “mi propio amigo”.

Conozco a una mujer que ha abortado varias veces y —después de un espectacular cambio de mente— trabajaba agresivamente a favor de la vida. En una ocasión, ella me confesó: “Francamente, me odio. Y odio a todas las mujeres que abortan. Si una persona ha realizado este crimen, sólo le quedan dos caminos: luchar vehemente en pro o en contra de la vida, para callar la voz de su conciencia”.

Sin embargo, no defendemos la vida, en primer lugar, para solucionar problemas personales, sino para ayudar a los demás. No podremos hacerlo con eficacia, si no transmitimos nada más que nuestro caos interior, ahogando a los otros con nuestros sentimientos amargos y nocivos. Huirán de nosotros para protegerse.

Si no estoy a gusto conmigo mismo, no estoy a gusto en ningún lugar. Si no me he encontrado a mí, no puedo realizar un verdadero encuentro con ninguna otra persona. Si no estoy en armonía conmigo, no puedo sembrar paz a mi alrededor.

Cabe también una tercera posibilidad para los que han experimentado el aborto: pueden defender la vida serenamente, si han llegado a ser “su propio amigo”. Pero, ¿cómo es posible esto? La amistad reclama una actitud de profunda sinceridad. No se puede construir sobre una mentira. Así, para ser “mi amigo”, necesito comportarme con rectitud interior. No debo reprimir las grandes cuestiones que se plantean, con mayor o menor frecuencia, en mi interior. Tengo que ordenar mi propia alma, dirigirla hacia el bien y buscar el sentido completo de mi existencia.
Si una persona se ha reconciliado con Dios y con ella misma, tiene la oportunidad de dar al mundo su propio testimonio con especial convicción. Es una tarea hermosa, una ocasión para desagraviar y, por supuesto, también es un tratamiento para curar las propias heridas cada vez más hondamente.

Motivación del día


PIURA, 22 Sep. 14 (ACI) .- Alrededor de 10 mil jóvenes participaron el sábado 20 de septiembre en la Gran Peregrinación Jubilar al Santuario de Nuestra Señora de las Mercedes en Paita, Piura, al norte de Perú, por la defensa de la vida desde la concepción y para exigir la derogación del protocolo de aborto terapéutico en el país.

Acompañados del Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren, y los sacerdotes de la arquidiócesis, los jóvenes peregrinaron bajo el lema “Juntos con La Mechita, los jóvenes defendemos la Vida”.

En su peregrinar, los jóvenes repetían frases como “Madre, Virgen de las Mercedes, defiende a los Niños por Nacer”, “Los jóvenes de Piura y Tumbes defendemos la vida”, “Vida Sí, Aborto No”,
 entre otras.

Al culminar la peregrinación, Mons. José Antonio Eguren presidió la Santa Misa en el Santuario de la Virgen de las Mercedes, la “Mechita”, y agradeció la presencia de los miles de jóvenes.

En su homilía, el Arzobispo de Piura y Presidente de la Comisión de Familia, Infancia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Peruana alentó a los jóvenes a pedirle “a la Virgen María que te de su gran fe para que así como Ella, tú también seas dichoso; porque no hay mayor felicidad que creer en Jesús y creerle a Jesús”.

El Prelado aseguró que el Evangelio da testimonio de que “la vida es sagrada e inviolable desde la concepción hasta su fin natural, que desde el primer momento de la concepción ya hay una persona humana y que por tanto el aborto no se justifica en ningún caso y que es un crimen abominable”.

“Queridos jóvenes: pidamos con fe a La Mechita para que nos alcance de su Hijo la gracia de ver derogado en nuestro país el Protocolo de Aborto Terapéutico. Que nuestras autoridades comprendan que la paz que tanto anhelamos los paiteños, piuranos, tumbesinos y peruanos comienza desde el vientre materno”.

Mons. Eguren aseguró que “un país que defiende la vida es un país con futuro. Con la Beata Madre Teresa de Calcuta les digo: El país que acepta el aborto no está enseñando a su pueblo a amar sino a aplicar la violencia para conseguir lo que se quiere. Es por eso que el mayor destructor del amor y de la paz es el aborto. ¡Vida Sí, Aborto No!”.

Al concluir su homilía, el Arzobispo exhortó a los jóvenes “a apostar por el amor hermoso: Apuesten por la pureza, resistan y venzan las tentaciones de un mundo que quiere arrastrarlos hacia lo impuro. La pureza de mente, de vista y de cuerpo, preserva el corazón y su capacidad de amar auténticamente’”.

Como un gesto profundamente emotivo, Mons. Eguren hizo poner en las manos de la Virgen de las Mercedes una reproducción de un niño en el vientre de 12 semanas de gestación, confiándole la vida de todos los Niños por Nacer.

La guía de aborto terapéutico, un documento ambiguo aprobado por la ministra de Salud, Midori de Habich, a fines de junio de este año y celebrado por la esposa del presidente de Perú, Nadine Heredia, ha sido criticado tanto por la Iglesia como por destacados representantes de la comunidad médica peruana.

Desde 1924 y de acuerdo al Código Penal peruano, el aborto terapéutico es un delito “no punible”, es decir que no tiene pena de cárcel. Sin embargo, los promotores de esta práctica la han promovido falsamente como un derecho de la mujer y como una práctica “legal”.

El ginecólogo Jesús Bonilla, presidente de la Federación Médica Peruana, que representa a alrededor de 40 mil médicos del país, aseguró en julio de este año que el 
documento aprobado por el gobierno, a los profesionales de la salud, “no nos ayuda absolutamente para nada y no sirve para nada”.

El Dr. Bonilla advirtió además que el protocolo de aborto terapéutico, en su punto 11, permite que se presenten casos donde “podrían describirse casos de extrema gravedad, en las cuales no hay extrema gravedad”.

Oración del día


Oremos para que todos los cristianos seamos valientes y coherentes en el anuncio del Evangelio de la vida. Oremos también por la conversión de las personas que promueven la cultura de la muerte.


ORACIÓN POR LA VIDA


Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA


OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés


Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)