Últimas reflexiones

Últimas Reflexiones

miércoles, 25 de febrero de 2015

40 Días por la Vida - 26/2/2015

“Reza como si todo dependiera de Dios, trabaja como si todo dependiera de ti”
SAN AGUSTÍN

México_Guetty Rafaela Colin Acevedo - guetty.colin@gmail.com

Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)

« ¿Qué has hecho? » (Gn 4, 10): eclipse del valor de la vida

15. Amenazas no menos graves afectan también a los enfermos incurables y a los terminales, en un contexto social y cultural que, haciendo más difícil afrontar y soportar el sufrimiento, agudiza la tentación de resolver el problema del sufrimiento eliminándolo en su raíz, anticipando la muerte al momento considerado como más oportuno.

En una decisión así confluyen con frecuencia elementos diversos, lamentablemente convergentes en este terrible final. Puede ser decisivo, en el enfermo, el sentimiento de angustia, exasperación, e incluso desesperación, provocado por una experiencia de dolor intenso y prolongado. Esto supone una dura prueba para el equilibrio a veces ya inestable de la vida familiar y personal, de modo que, por una parte, el enfermo —no obstante la ayuda cada vez más eficaz de la asistencia médica y social—, corre el riesgo de sentirse abatido por la propia fragilidad; por otra, en las personas vinculadas afectivamente con el enfermo, puede surgir un sentimiento de comprensible aunque equivocada piedad. Todo esto se ve agravado por un ambiente cultural que no ve en el sufrimiento ningún significado o valor, es más, lo considera el mal por excelencia, que debe eliminar a toda costa. Esto acontece especialmente cuando no se tiene una visión religiosa que ayude a comprender positivamente el misterio del dolor.

Además, en el conjunto del horizonte cultural no deja de influir también una especie de actitud prometeica del hombre que, de este modo, se cree señor de la vida y de la muerte porque decide sobre ellas, cuando en realidad es derrotado y aplastado por una muerte cerrada irremediablemente a toda perspectiva de sentido y esperanza. Encontramos una trágica expresión de todo esto en la difusión de la eutanasia, encubierta y subrepticia, practicada abiertamente o incluso legalizada. Esta, más que por una presunta piedad ante el dolor del paciente, es justificada a veces por razones utilitarias, de cara a evitar gastos innecesarios demasiado costosos para la sociedad. Se propone así la eliminación de los recién nacidos malformados, de los minusválidos graves, de los impedidos, de los ancianos, sobre todo si no son autosuficientes, y de los enfermos terminales. No nos es lícito callar ante otras formas más engañosas, pero no menos graves o reales, de eutanasia. Estas podrían producirse cuando, por ejemplo, para aumentar la disponibilidad de órganos para trasplante, se procede a la extracción de los órganos sin respetar los criterios objetivos y adecuados que certifican la muerte del donante.


Intención/motivación del día

En esta ocasión quiero compartir el testimonio de una familia valiente que dijo si a la vida, incluso contracorriente.

Después de tres hijos, recibieron la noticia de un nuevo bebé. Todo fue alegría, los papás felices, los hermanos contentos, incluso cambiaron de coche para recibir a la nueva integrante de su familia.

Todo iba normal con el embarazo, cuando en una de las revisiones detectaron un posible problema con la bebé. Se hicieron estudios y se confirmó que, tenía varios problemas que no hacían viable su vida. La recomendación fue un aborto terapéutico. En Holanda, país en el que habita esta familia, es normal que las mujeres practiquen aborto terapéutico, así que lo extraño fue cuando los papás dijeron que no, que seguirían con su bebé hasta el final. Fue un proceso doloroso, pero lleno de bendiciones. En un país en el que el aborto y la eutanasia son legales y ampliamente promovidos, encontrar el testimonio de una familia que defienda la vida de su bebé fue de mucho impacto.

La pequeña Tonantzin (de origen náhuatl, es como San Juan Diego se dirigía a la Virgen de Guadalupe) luchó por su vida junto con su familia. Sin embargo, en el séptimo mes de embarazo, su corazón dejó de funcionar y falleció. Su vida fue corta, pero tuvo sentido. Dios así la pensó y sus planes son perfectos. El proceso ha sido difícil para estos papás que ansiaban tener a su hija en sus brazos, pero los ha fortalecido en fe y amor a Dios y la vida.

Hoy pido por todas esas madres y padres valientes que dicen si a la vida, aún contracorriente. Que no se dejen convencer en esos momentos tan vulnerables, pues no faltan comentarios que dicen que no tiene sentido seguir con un embarazo que dará como resultado un bebé enfermo o que no vivirá mucho tiempo, y salgan fortalecidos de una experiencia que resulta dolorosa pero también derrama muchas bendiciones en esas familias.

Pido por esas mamás que se quedan con los brazos “vacíos” pues no tienen un bebé que abrazar, amamantar y amar. Pido también por esas mamás que tienen oportunidad de hacerlo pero ellas mismas se la niegan al pensar que el aborto es la solución.

Anexo unas fotos, para que seamos cada vez más conscientes de que los bebés tienen rostro desde el seno materno, son alguien y no algo.

   

La pequeña Tonantzin, fallecida a los 7 meses de gestación


La familia completa con el cuerpito de Tonantzin

Agradezco a la familia Doe Flores por permitirme compartir su testimonio. También agradezco, en nombre de ellos, a todos los que hagan una oración por esta familia valiente.



ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén
Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

martes, 24 de febrero de 2015

40 Días por la Vida - 25/2/2015

“No es lícito matar a otro, aunque éste lo pida y lo quiera y no pueda ya vivir.”
SAN AGUSTÍN

Colombia_Margarita Gnecco - margaritagnecco@outlook.com

Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)
« ¿Qué has hecho? » (Gn 4, 10): eclipse del valor de la vida
14. También las distintas técnicas de reproducción artificial, que parecerían puestas al servicio de la vida y que son practicadas no pocas veces con esta intención, en realidad dan pie a nuevos atentados contra la vida. Más allá del hecho de que son moralmente inaceptables desde el momento en que separan la procreación del contexto integralmente humano del acto conyugal, 14 estas técnicas registran altos porcentajes de fracaso. Este afecta no tanto a la fecundación como al desarrollo posterior del embrión, expuesto al riesgo de muerte por lo general en brevísimo tiempo. Además, se producen con frecuencia embriones en número superior al necesario para su implantación en el seno de la mujer, y estos así llamados « embriones supernumerarios » son posteriormente suprimidos o utilizados para investigaciones que, bajo el pretexto del progreso científico o médico, reducen en realidad la vida humana a simple « material biológico » del que se puede disponer libremente.

Los diagnósticos prenatales, que no presentan dificultades morales si se realizan para determinar eventuales cuidados necesarios para el niño aún no nacido, con mucha frecuencia son ocasión para proponer o practicar el aborto. Es el aborto eugenésico, cuya legitimación en la opinión pública procede de una mentalidad —equivocadamente considerada acorde con las exigencias de la « terapéutica »— que acoge la vida sólo en determinadas condiciones, rechazando la limitación, la minusvalidez, la enfermedad.

Siguiendo esta misma lógica, se ha llegado a negar los cuidados ordinarios más elementales, y hasta la alimentación, a niños nacidos con graves deficiencias o enfermedades. Además, el panorama actual resulta aún más desconcertante debido a las propuestas, hechas en varios lugares, de legitimar, en la misma línea del derecho al aborto, incluso el infanticidio, retornando así a una época de barbarie que se creía superada para siempre.


Intención/motivación del día

Coincidiendo con el inicio de esta campaña formamos en Colombia el grupo de oración María de la Bondad y hoy queremos compartirle nuestra experiencia.



GRUPO DE ORACIÓN MARÍA DE LA BONDAD - 7 años -


Somos un grupo de católicos Pro-Vida, que nos reunimos en el parque Teusaquillode Bogotá, en donde funcionan alrededor de 75 lugares que practican el aborto.
   

Desde el 2008año en el que  se  inició también la Campaña  “40 Días por la Vida” todos los sábados a las 3 de la tarde de manera ininterrumpida,  alrededor de la imagen de Nuestra Señora, nos congregamos para dar testimonio público del amor de Dios a sus hijos, confiando en su Palabra que nos recuerda que “Todo lo que pidan al Padre en mi nombre Él se los concederá.” (Jn 15,16) Con esa fe y confianza que el Espíritu Santo nos da ofrecemos el Santo Rosario para que llegue a salvarse, según su Voluntad, siquiera una vida inocente. Fieles seguidores de 40 DIAS POR LA VIDA.



Por inspiración del Espíritu Santo ofrecemos el Rosario frente al abortorio más grande del país, desde el 5 de julio de 2014.Estamos comprometidos todos los primeros sábados de mes, consagrados a la Virgen Maríase celebra la Eucaristía en la Parroquia Santa Ana,  oramos por la conversión de los abortistas y la salvación de los bebés y sus madres. Igualmente en la sede de la Fundación Camino, miembro de la Red Latinoamericana de CAM’s, ofrecemos a Dios vigilias de oración trimestrales con  la celebración de la  Eucaristía y una jornada de reflexión y oración durante toda la noche, culminando con Vía Crucis por toda la zona, donde se encuentran los abortorios, pidiendo  el fin del flagelo del aborto.






ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana

ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén

Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

lunes, 23 de febrero de 2015

40 Días por la Vida - 24/2/2015


"Empieza por hacer lo necesario, luego lo posible y de pronto te encontrarás haciendo lo imposible"

SAN AGUSTÍN


Bolivia_Elisa Lanza Sevilla  - elilanza17@hotmail.com

Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)

« ¿Qué has hecho? » (Gn 4, 10): eclipse del valor de la vida

13. Para facilitar la difusión del aborto, se han invertido y se siguen invirtiendo ingentes sumas destinadas a la obtención de productos farmacéuticos, que hacen posible la muerte del feto en el seno materno, sin necesidad de recurrir a la ayuda del médico. La misma investigación científica sobre este punto parece preocupada casi exclusivamente por obtener productos cada vez más simples y eficaces contra la vida y, al mismo tiempo, capaces de sustraer el aborto a toda forma de control y responsabilidad social.

Se afirma con frecuencia que la anticoncepción, segura y asequible a todos, es el remedio más eficaz contra el aborto. Se acusa además a la Iglesia católica de favorecer de hecho el aborto al continuar obstinadamente enseñando la ilicitud moral de la anticoncepción. La objeción, mirándolo bien, se revela en realidad falaz. En efecto, puede ser que muchos recurran a los anticonceptivos incluso para evitar después la tentación del aborto. Pero los contravalores inherentes a la « mentalidad anticonceptiva » —bien diversa del ejercicio responsable de la paternidad y maternidad, respetando el significado pleno del acto conyugal— son tales que hacen precisamente más fuerte esta tentación, ante la eventual concepción de una vida no deseada. De hecho, la cultura abortista está particularmente desarrollada justo en los ambientes que rechazan la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción. Es cierto que anticoncepción y aborto, desde el punto de vista moral, sonmales específicamente distintos: la primera contradice la verdad plena del acto sexual como expresión propia del amor conyugal, el segundo destruye la vida de un ser humano; la anticoncepción se opone a la virtud de la castidad matrimonial, el aborto se opone a la virtud de la justicia y viola directamente el precepto divino « no matarás ».

A pesar de su diversa naturaleza y peso moral, muy a menudo están íntimamente relacionados, como frutos de una misma planta. Es cierto que no faltan casos en los que se llega a la anticoncepción y al mismo aborto bajo la presión de múltiples dificultades existenciales, que sin embargo nunca pueden eximir del esfuerzo por observar plenamente la Ley de Dios. Pero en muchísimos otros casos estas prácticas tienen sus raíces en una mentalidad hedonista e irresponsable respecto a la sexualidad y presuponen un concepto egoísta de libertad que ve en la procreación un obstáculo al desarrollo de la propia personalidad. Así, la vida que podría brotar del encuentro sexual se convierte en enemigo a evitar absolutamente, y el aborto en la única respuesta posible frente a una anticoncepción frustrada.
Lamentablemente la estrecha conexión que, como mentalidad, existe entre la práctica de la anticoncepción y la del aborto se manifiesta cada vez más y lo demuestra de modo alarmante también la preparación de productos químicos, dispositivos intrauterinos y « vacunas » que, distribuidos con la misma facilidad que los anticonceptivos, actúan en realidad como abortivos en las primerísimas fases de desarrollo de la vida del nuevo ser humano.


Intención/motivación del día

Quiero contarles un brevísimo resumen de las maravillas de Dios a través de la Dulce Espera:

“Hace ya casi 14 años, en Bolivia, iniciamos un trabajo intenso  de evangelización por la Vida a la cabeza de nuestra SEÑORA de la Dulce Espera, a través de todos estos años son más de 1500 familias visitadas por Ella, son esposos jóvenes que esperaban largamente la llegada de un hijo a su vida. Cientos  de  ellas habían pasado por muchos tratamientos que la ciencia y la medicina les ofrecían, y después de vivir  periodos de mucha angustia, estress y  tensiones familiares, lamentablemente no conseguían aquello que solo Dios da:  LA VIDA.

Por cosas de Dios encontraron el  camino, una respuesta a su dolor: conocieron a la Virgen de la Dulce Espera y poniendo sus ojos en Dios, con mucha fe, alegría y esperanza, estos matrimonios se abrieron a la Verdad acerca del don de la Vida, los hijos y el matrimonio.

Con mucho amor empezaron a entender que el  Señor tiene un plan para ellos , y su tiempo no es el nuestro, por tanto han aprendido a esperar y a abandonarse a la voluntad del Dueño de la Vida.

Podemos dar testimonio que hemos visto la mano sanadora de Dios  en cientos  de familias, testimonios maravillosos, milagros que dan Gloria a Dios  y gratitud a Nuestra Madre.

Nuestra Señora de la Dulce Espera que intercedes tiernamente ante cada suplica de  tus hijos que buscan concebir un bebe, nos haces  entender que nada es imposible para Dios!! "

Pongamos en nuestras oraciones a todos aquellos matrimonios que añoran la llegada de un hijo a su hogar,

Nuestra Señora de la Dulce Espera: Ruega por nosotros!

 ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana
ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén



Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)

40 Días por la Vida - 23/2/2015


"Esta es tu tarea de ciudadano cristiano: contribuir a que el amor y la libertad de Cristo presidan todas las manifestaciones de la vida moderna: la cultura y la economía, el trabajo y el descanso, la vida de familia y la convivencia social."

SAN JOSE MARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER


España_María Jose Lucas Martin - mariajose18_ibiza@hotmail.com
Presidenta Asociación Red Madre Baleares

Lectura para meditar (tomado del Evangelium Vitae)

« ¿Qué has hecho? » (Gn 4, 10): eclipse del valor de la vida
13. Para facilitar la difusión del aborto, se han invertido y se siguen invirtiendo ingentes sumas destinadas a la obtención de productos farmacéuticos, que hacen posible la muerte del feto en el seno materno, sin necesidad de recurrir a la ayuda del médico. La misma investigación científica sobre este punto parece preocupada casi exclusivamente por obtener productos cada vez más simples y eficaces contra la vida y, al mismo tiempo, capaces de sustraer el aborto a toda forma de control y responsabilidad social.


Se afirma con frecuencia que la anticoncepción, segura y asequible a todos, es el remedio más eficaz contra el aborto. Se acusa además a la Iglesia católica de favorecer de hecho el aborto al continuar obstinadamente enseñando la ilicitud moral de la anticoncepción. La objeción, mirándolo bien, se revela en realidad falaz. En efecto, puede ser que muchos recurran a los anticonceptivos incluso para evitar después la tentación del aborto. Pero los contravalores inherentes a la « mentalidad anticonceptiva » —bien diversa del ejercicio responsable de la paternidad y maternidad, respetando el significado pleno del acto conyugal— son tales que hacen precisamente más fuerte esta tentación, ante la eventual concepción de una vida no deseada. De hecho, la cultura abortista está particularmente desarrollada justo en los ambientes que rechazan la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción. Es cierto que anticoncepción y aborto, desde el punto de vista moral, sonmales específicamente distintos: la primera contradice la verdad plena del acto sexual como expresión propia del amor conyugal, el segundo destruye la vida de un ser humano; la anticoncepción se opone a la virtud de la castidad matrimonial, el aborto se opone a la virtud de la justicia y viola directamente el precepto divino « no matarás ».

A pesar de su diversa naturaleza y peso moral, muy a menudo están íntimamente relacionados, como frutos de una misma planta. Es cierto que no faltan casos en los que se llega a la anticoncepción y al mismo aborto bajo la presión de múltiples dificultades existenciales, que sin embargo nunca pueden eximir del esfuerzo por observar plenamente la Ley de Dios. Pero en muchísimos otros casos estas prácticas tienen sus raíces en una mentalidad hedonista e irresponsable respecto a la sexualidad y presuponen un concepto egoísta de libertad que ve en la procreación un obstáculo al desarrollo de la propia personalidad. Así, la vida que podría brotar del encuentro sexual se convierte en enemigo a evitar absolutamente, y el aborto en la única respuesta posible frente a una anticoncepción frustrada.
Lamentablemente la estrecha conexión que, como mentalidad, existe entre la práctica de la anticoncepción y la del aborto se manifiesta cada vez más y lo demuestra de modo alarmante también la preparación de productos químicos, dispositivos intrauterinos y « vacunas » que, distribuidos con la misma facilidad que los anticonceptivos, actúan en realidad como abortivos en las primerísimas fases de desarrollo de la vida del nuevo ser humano.


Intención/motivación del día

Actualmente en España, vivimos una época no exenta de dificultades. La crisis  económica hace mella en muchos hogares, por otra parte la corrupción en la política está a la orden del día. Sin embargo, existe una crisis más fuerte, que es el origen de todo esto: la moral, la pérdida de valores.

Desde que se aprobó la ley del aborto en este país, miles, millones de vidas humanas se han perdido. Sangre inocente derramada en la tierra.

Tristemente la sociedad se ha acostumbrado a este crimen disfrazando motivos para justificarlo, en vez de apostar por la VIDA, ayudando a la madre a salir adelante. Ciertamente existen muchas dificultades, pero el aborto es una lacra que a la larga pasa factura, como  el SPA – síndrome post-aborto- en las más variadas manifestaciones (adicciones, intentos de suicidios, depresión…),  además de abortar varias veces.

En nuestra pequeña isla, Red Madre Baleares ayuda a madres con un embarazo inesperado. Recientemente Francesca acudió a nosotros porque su pareja le había dejado. Tiene un niño de dos años, está sin trabajo y tramitando sus papeles.

Lo primero que le dijimos, es que no estaba sola; ya le ayudamos en su primer embarazo y continuamos haciéndolo, así que ahora seguiríamos. El aborto nunca es la solución.  Es un problema más añadido a los que ya tiene. Después de nuestra conversación se quedo más tranquila y ahora mira con esperanza al futuro. Sin duda, recibirá ayuda psicológica por los malos tratos recibidos pero con la ayuda de Dios confiamos en que esta madre valiente saldrá adelante.

Como este caso podríamos hablar de muchos más. Las clínicas abortivas reciben un dinero manchado de sangre. ¿Por qué no invertir dinero ayudando a las madres en sus dificultades? Las asociaciones próvidas no dejamos de pedir al gobierno que cambie la legislación que existe por otra que sea respetuosa con la vida incipiente, ayudando al más débil, mientras esto no cambie saldremos a la calle a recordar a la gente que es necesario defender la vida. El próximo 14 de Marzo en Madrid miles de personas volveremos a manifestarnos para celebrar la gran fiesta de la vida, porque ¡¡CADA VIDA IMPORTA!!

Me gustaría recordar a San Juan Pablo II, gran defensor de la familia y de la vida; recorrió el mundo entero llevando este mensaje tan importante de defensa al no nacido; la Beata Teresa de Calcuta en su discurso a las Naciones Unidas denunció este injusto y  horrendo crimen. Ella pequeña de estatura fue una gigante que también defendió a ultranza la vida humana. Decía a las madres que si no querían a su hijo se lo dieran a ella.

Para finalizar, quisiera pedirle a la Virgen, madre del Amor hermoso que, en este tiempo de Cuaresma, recién iniciado siendo conscientes de la importancia de la vida recemos por todas las madres en dificultades, les ayudemos en todo lo que podamos. Pidámosle a Ella que las proteja, poniendo bajo su manto a los más inocentes, los niños.

Quiera Dios que veamos un nuevo amanecer en este mundo donde toda vida sea respetada, no exista el aborto y así la justicia, la paz, la esperanza llene toda la tierra.


ORACIÓN POR LA VIDA

Oh María, aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira Madre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar
con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.
Amén

Juan Pablo II

Encíclica: Evangelium Vitae sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana
ORACIÓN ECUMÉNICA

OH Señor, a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Padre el número inmenso de niños
a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia,
para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de tu Nombre.
Amén



Enlaces de interés
Oraciones en otros idiomas (inglés, italiano, finlandés)